Bancarrota: Que Es La Bancarrota y Cómo Declararse En Quiebra

Si está considerando declararse en bancarrota, es importante que sepa cuáles son sus opciones. Hay dos tipos de bancarrota: quiebra y reorganización. La quiebra es para aquellas personas que no pueden pagar sus deudas. La reorganización es para aquellas personas que todavía tienen alguna posibilidad de pagar sus deudas. En este artículo, explicamos ambos procesos en detalle.

1. Qué es la quiebra y cómo puede ayudarte

La quiebra es para personas que no tienen un ingreso suficiente para pagar sus deudas. La mayoría de las veces, esta situación se da cuando la persona tiene más gastos que ingresos. Puedes solicitar el capítulo siete de la quiebra, el cual es el más común. El capítulo siete le permite a la persona vender sus propiedades y cancelar todas sus deudas.

La quiebra es un procedimiento legal por el cual se declara la insolvencia de una persona. La persona que se declara en quiebra debe dejar de pagar todas sus deudas y ceder sus propiedades a un trustee. El trustee se encargará de vender estas propiedades y usar el dinero para pagar las deudas.

Si tiene más deudas que ingresos, es posible que pueda solicitar el capítulo siete de la quiebra. El capítulo siete le permite a la persona vender sus propiedades y cancelar todas sus deudas. Sin embargo, para poder solicitar el capítulo siete, la persona debe demostrar que no tiene un ingreso suficiente para pagar sus deudas.

Si tiene más deudas que ingresos, es posible que pueda solicitar el capítulo once de la quiebra. El capítulo once le permite a la persona reorganizar sus deudas y pagarlas en un plazo de hasta cinco años. Sin embargo, para poder solicitar el capítulo once, la persona debe demostrar que tiene un ingreso suficiente para pagar sus deudas.

2. Los diferentes tipos de quiebra y cuál es el adecuado para usted

La quiebra es un procedimiento legal por el cual se declara la insolvencia de una persona. La persona que se declara en quiebra debe dejar de pagar todas sus deudas y ceder sus propiedades a un trustee. El trustee se encargará de vender estas propiedades y usar el dinero para pagar las deudas.

Hay dos tipos de quiebra: quiebra y reorganización. La quiebra es para personas que no tienen un ingreso suficiente para pagar sus deudas. La mayoría de las veces, esta situación se da cuando la persona tiene más gastos que ingresos. Puedes solicitar el capítulo siete de la quiebra, el cual es el más común. El capítulo siete le permite a la persona vender sus propiedades y cancelar todas sus deudas.

La reorganización es para personas que todavía tienen alguna posibilidad de pagar sus deudas. En este caso, la persona se declara en bancarrota y paga sus deudas en un plazo de hasta cinco años.

Puedes solicitar el capítulo once de la quiebra, el cual es para personas que tienen alguna posibilidad de pagar sus deudas. La persona se declara en quiebra y paga sus deudas en un plazo de hasta cinco años. Sin embargo, para poder solicitar el capítulo once, la persona debe demostrar que tiene un ingreso suficiente para pagar sus deudas.

Puedes solicitar el capítulo trece de la quiebra, el cual es para personas que no tienen un ingreso suficiente para pagar sus deudas. La persona se declara en quiebra y paga sus deudas en un plazo de hasta tres años. Sin embargo, para poder solicitar el capítulo trece, la persona debe demostrar que tiene un ingreso suficiente para pagar sus deudas.

3. Cómo declararse en bancarrota y qué esperar

La quiebra es un procedimiento legal por el cual se declara la insolvencia de una persona. La persona que se declara en bancarrota debe dejar de pagar todas sus deudas y ceder sus propiedades a un trustee. El trustee se encargará de vender estas propiedades y usar el dinero para pagar las deudas.

4. Qué sucede después de declararse en bancarrota

Después de declararse en bancarrota, la persona tiene que seguir algunas reglas:

– No puede gastar más de $680 al mes.

– Debe informar a sus acreedores sobre su situación financiera.

– No puede sacar dinero del banco.

– No puede vender sus propiedades sin el permiso de un trustee.

Si incumples estas reglas, es posible que el trustee solicite la quiebra fraudulenta contra ti.

5. Los mitos de la bancarrota reventados

Hay muchos mitos sobre la quiebra: que tienes que ir a prisión, que no puedes obtener un crédito por los próximos siete años, etc. Todas estas son mentiras.

– No es posible solicitar un crédito si estás en quiebra.

– No puedes ir a prisión por declararte en bancarrota.

– Puedes obtener una refinanciación después de la quiebra.

– La quiebra se publica en los periódicos.

– La quiebra afecta tu historial de crédito.

– No puedes ir a la universidad si estás en bancarrota.

La mayoría de las veces, todos estos mitos son ciertos: no es posible solicitar un crédito si estás en quiebra, no puedes ir a prisión por declararte en bancarrota, puedes obtener una refinanciación después de la quiebra, etc.

6. Los beneficios de declararse en quiebra

La quiebra tiene algunas ventajas:

– Puedes cancelar todas tus deudas.

– Termina con los acreedores que te están reclamando.

– No pueden demandarte ni embargarte la propiedad.

Todos estos beneficios pueden ayudarte a comenzar de nuevo.

– Puedes cancelar todas tus deudas.

– Termina con los acreedores que te están reclamando.

– No pueden demandarte ni embargarte la propiedad.

También podrías disfrutar